sábado, 2 de diciembre de 2017

CAMINAMOS HACIA LA NAVIDAD

……..Si el camino es difícil es porque vamos en la dirección correcta……..


Pepín
                                              JOSÉ  ANTOLÍN VALCÁRCEL AMADOR

¡¡¡Escuelas Para La Vida prepara la NAVIDAD con una importante ausencia !!!


 Han pasado varios meses sin poner unas líneas en este nuestro vuestro espacio.

Seguramente que los que estáis leyendo estas líneas ya sabéis la gran pérdida que tuvo la Granja Escuela “El Colmenar”. Un 14 de abril de 2017, nos dejó José Antolín Valcárcel Amador, conocido como “Pepín”.

A veces, los que le conocimos y vivimos con él, tenemos la sensación de que todo se hubiera paralizado con su ausencia; como si la vida hubiese dejado de ser vida. Pero sus hullas ahí están y seguimos luchando por lo que él siempre luchó. Nos dejó su legado, cuán difícil es seguir adelante sin su presencia; pero si el camino es difícil es porque vamos en la dirección correcta. Nunca va a ser demasiado tarde para seguir luchando por aquello que es importante en nuestras vidas.

Emilio, junto con Celso y Pepín construyeron los tres pilares básicos de “Escuelas para la Vida”. La vida no perdona el pasar de los días y el ciclo de la vida tiene un principio y un final. Cuantas veces en vuestras vidas habéis luchado por lo que deseabais para la Granja “El Colmenar” sin lograr conseguirlo, quizás muchas veces pero me he puesto a pensar si esa lucha ha sido por una opción de vida o simplemente os disteis por vencidos. 

Muchas veces, los tres abuelos utilizaron un traje que se amolda a todos los cuerpo, “un abrazo” y por difícil que parezca, un simple abrazo cambio la vida de mucha gente que ahora en estos momentos ya no se acuerdan de cómo les hicieron soñar y sentirse felices, aunque sólo fuese por unos minutos, unos días o quizás más tiempo. En esta vida alguna vez nos hace falta un gran abrazo, un abrazo especial, un abrazo tierno y sincero.

Reflexionamos caminando hacia nuestro interior........ 
……..Y esperamos a que llegue la Navidad


En estos días próximos a las fiestas de Navidad nos sentimos tristes por las pérdidas humanas. Todos los que conocemos “Escuelas para la Vida” sabemos lo importantes que son estos meses, donde se prepara con tanta ilusión la llegada de la Navidad en este valle de la Langa, lugar donde se trabajan las emociones, los sentimientos, los afectos, los recuerdos. A veces,  no nos explicamos porque pasan las cosas y quizás nunca lo sabremos. Cuando preparamos algo bonito para las personas, nuestras vidas se iluminan de alegría, cada sentir, cada preparación lo vamos haciendo con amor, pero las cosas no siempre son como uno imagina.

Nos preguntamos una y otra vez que nos deparara el destino, porque nos pone a prueba. No perdemos la esperanza de que esto es un reto más, una prueba más en este caminar por “Escuelas para la Vida”. Emilio, Claudio, ……., no quiero olvidarme de nadie, y  todos los que formamos este pequeño paraje del Camino de la Langa seguimos pensando que es posible. Sé que será muy difícil esta prueba a superar, pero quizás al final lleguemos a ver esa luz que hará que volvamos a sonreír un día más.
Si seguimos trabajando por un mundo mejor: 

“El mundo que queremos es posible”.

Poco a poco hemos remontado y en honor a nuestros queridos abuelos hemos seguido los mismos pasos que año tras año se ha venido haciendo. 

Para ello….

Empezamos como cada año por estas fechas el vídeo fórum con películas sobre la Navidad. Un día a la semana (sábado por la tarde). De esta forma, vamos preparando nuestro mundo interior a las emociones y los afectos. Abriendo los corazones para recibir el cariño que tanto necesitamos, compartiendo con otras personas los aprendizajes que cada día con esfuerzo asimilamos, aprendiendo a perdonar y perdonarnos con tierna rabia amorosa el daño y el sufrimiento causado. En definitiva, aprendiendo entre nosotros a vivir, aunque esta año de diferente manera la Navidad. Pues quien sabe, si algunos de nosotros no tendremos otra Navidad.
Este año la Navidad en Escuelas para la Vida será diferente, no habrá el conocido concierto de villancicos que alegren las largas horas de soledad de nuestros queridos mayores y que seguro que echaran de menos. Si habrá villancicos pero en nuestros corazones y en nuestra pequeña y a la vez gran casa, que también es la vuestra “Escuelas para la Vida”, un lugar donde pensar en los valores humanos desde lo más profundo del corazón.

Hemos construido nuestro humilde Belén. Un Belén cargado de sentimientos encontrados, pero con la esperanza de que hay que seguir.

Cena de Navidad

La cena de Navidad, que tradicionalmente se viene celebrando el 23 de Diciembre, esté año será en familia, tan sólo estaremos los que seguimos pensando que la huella de los que se fueron para siempre, a la otra vida, sigue viva en Escuelas para la Vida.


“Educar para la vida es resembrar juntos nuestros bosques de la vida, de pinos de coherencia, de abetos duraderos, de muérdagos de actitud positiva, de acebos de sentimientos, que nos lleven a la madurez”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario